CRÍTICA: “Un amor extraordinario”, de Lisa Barros D’Sa y Glenn Leyburn.

Título original: Ordinary Love
Director: Lisa Barros D’Sa y Glenn Leyburn
País: Reino Unido, 2019
Reparto: Liam Neeson, Lesley Manville, David Wilmot, Amit Shah, Lalor Roddy.
Duración: 92 minutos

Actores todo menos que ordinarios

“Un amor extraordinario” (adaptación que pasa del sentido del título original, Ordinary Love) es un pequeño e íntimo drama ambientado en Irlanda y que a raíz de una tragedia pone en jaque la relación de un veterano matrimonio, cuya historia se sostiene en dos grandes pilares: Liam Neeson y Lesley Manville.

En este film, el reconocido actor nominado al Oscar por “La Lista de Schindler” vuelve a dejar de lado las armas y los golpes para sumergirse en la piel de Tom, un hombre tosco pero cariñoso, pseudo ermitaño que le gusta decir lo primero que se le pasa por la cabeza. A él lo acompaña la excelente actriz inglesa que encarna a Joan, una mujer simpática y amable que se encuentran en los extremos de su papel interpretado en la película “El hilo Fantasma” (2017).

Ambos son los protagonistas de esta cinta que los muestra como una pareja que luego de varios años se ha acostumbrado cariñosamente a vivir a gusto en la cotidianeidad, compartiendo paseos al aire libre y haciendo las compras, entre otras actividades. Pero un día, después de una ducha, ella encuentra un bulto sospechoso en una de sus mamas y tras visitar al médico es diagnosticada con cáncer. La templada manera en la que la pareja asimila inicialmente la situación da cuenta que en sus años de convivencia han tenido que sortear otros obstáculos.

Lisa Barros D'Sa and Glenn Leyburn Find Hope in Ordinary Love | Film Threat

A lo largo del metraje la historia no busca caer en los típicos golpes bajos que los “dramas sobre enfermedades” suelen presentar e introduce momentos de humor y ternura, la cual -ante la poca disposición de tensión dramática- destaca mucho más. En ese sentido, quiere mostrar como la enfermedad no sólo afecta a la persona que la padece, sino también a su compañero y da importancia a aspectos como la quimioterapia, que suelen ser tratados muy superficialmente en otras películas.

Lisa Barros D’Sa y Glenn Leyburn dirigen con sobriedad y delicadeza esta obra, pero que en lo formal no arriesgan en ningún punto y pecan con transiciones que pueden saturar al espectador en pos de cierta reflexión. En general, la película apuesta a lo seguro y conmueve, apoyada en las actuaciones de sus protagonistas, y se muestra como una buena opción para un público que disfruta de este tipo de historias.

Puntaje: 6/10

Por Federico Perez Vecchio

Trailer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: