El día que Martin Scorsese cargó contra las películas de superhéroes: “No son cine”.

Cuando el año pasado, en una entrevista con Empire Magazine, Martin Scorsese fue consultado sobre las películas de superhéroes, que se han multiplicado más y más en los últimos años, el aclamado director no titubeó en decir que “no son cine”.

No las veo. Lo intenté, ¿sabes? Pero eso no es cine. Honestamente, lo más cerca que puedo pensar de ellas, con todo lo bien hechas que están, con los actores haciendo lo mejor que pueden bajo esas circunstancias, son los parques temáticos. No es el cine de seres humanos tratando de transmitir experiencias emocionales y psicológicas a otro ser humano”, opinó.

Ante el revuelo que generaron sus dichos, rápidamente personalidades de la industria cinematográfica salieron a tomar postura, a favor y en contra del director de Taxi Driver y Goodfellas. Cineastas como Francis Ford Coppola y Quentin Tarantino apoyaron al ítaloamericano, mientras que Kevin Smith y James Gunn, las defendieron.

Con el fin de zanjar la discusión Scorsese escribió una columna para The New York Times para aclarar su punto de vista. En su artículo, afirmó que el cine que él conoce habla de revelación, misterio y peligro emocional genuino, elementos que, dice, están ausentes en producciones como las de Marvel.

“El cine se trataba de revelación: revelación estética, emocional y espiritual. Se trataba de personajes: la complejidad de las personas y su naturaleza contradictoria y a veces paradójica, la forma en que pueden lastimarse unos a otros y amarse y de repente encontrarse cara a cara con ellos mismos”, fueron sus palabras exactas.

“Cualquiera de los elementos que definen el cine tal como lo conozco están en las imágenes de Marvel. Lo que no hay es revelación, misterio o peligro emocional genuino. Nada está en riesgo. Las imágenes están hechas para satisfacer un conjunto específico de demandas, y están diseñadas como variaciones en un número finito de tema”, agregó sobre esta línea.

En otro tramo de su escrito, apuntó contra la repetición de patrones y fórmulas dentro de las mismas películas. “Son secuelas de nombre, pero son remakes en espíritu, y todo en ellas está oficialmente sancionado porque no puede ser de otra manera. Esa es la naturaleza de las franquicias de películas modernas: investigadas en el mercado, probadas por el público, examinadas, modificadas, reventadas y remodificadas hasta que estén listas para el consumo”, algo así como un ejemplo del “fast-food cultural”.

Además, Scorsese señaló que, en cierto modo, las películas de Alfred Hitchcock también son como parques de diversiones -una vez el mismo director había dicho que para él, ‘El cine son 400 butacas que llenar’-. Pero señaló que lo que prevaleció de estas películas a través del tiempo, no fue la espectacularidad, sino las actuaciones y la interacción entre personajes.

Por último, explicó su postura crítica contra los blockbusters de superhéroes: “En muchos lugares de este país y del mundo, las películas de franquicia ahora son tu opción principal si deseas ver algo en la pantalla grande. Es un momento peligroso para la exhibición de películas, y hay menos cines independientes que nunca”.

“Para cualquiera que sueñe con hacer películas o que recién esté comenzando, la situación en este momento es brutal e inhóspita para el arte. Y el acto de simplemente escribir esas palabras me llena de terrible tristeza”, concluyó Scorsese.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: